Entendiendo el Pecado y el Mal #1: “El origen del pecado que no fue”

¡Gracias a mi maravillosa y amable oyente Mariana Gil Hammer, que me ha proporcionado esta traducción al español de mi primer episodio de podcast!

— Transcripción cortesía de Mariana Gil Hammer —

Dra. Miryam Brand – Entendiendo el Pecado y el Mal #1

Está escuchando Entendiendo el Pecado y el Mal, la Dra. Miryam Brand sobre la Biblia, los Rollos del Mar Muerto y el Mundo Antiguo. Aprenda más en UnderstandingSin.com.

Hola, soy la Dra. Miryam Brand y me gustaría presentar mi nueva serie de podcasts. En esta serie de podcasts voy a hablar de las ideas sobre el pecado y el mal en la Biblia, los Rollos del Mar Muerto y el Mundo Antiguo. Esta es realmente mi experiencia; una vez escribí un libro sobre cómo se percibía el origen del pecado en los Rollos del Mar Muerto y en el mundo antiguo en general, realmente el mundo antiguo judío. Ese es mi libro, titulado Evil Within and Without. De eso trató mi disertación. 

Un poco sobre mí. Hice mi doctorado en la Universidad de Nueva York, he impartido cursos en la Universidad de Brown, la Universidad de Nueva York y el Stern College. He dado conferencias en la Universidad de Cambridge, la Universidad de Kiel y la Universidad Hebrea, entre otras. Pero lo importante es que este es un tema que me interesa mucho y que me encantaría compartir con ustedes.

 Un poco sobre este podcast, sólo como introducción. En este podcast, lo que voy a hacer es, quiero tomar las ideas a partir de los pasajes bíblicos, que son una especie de textos clave para estas ideas, y luego rastrearlas a través de la interpretación temprana. Por interpretación temprana, me refiero a la interpretación durante el período del Segundo Templo, cuando el Segundo Templo estaba en pie, y realmente concentrándome en los años de alrededor del 300 AEC, o AC, hasta alrededor del 100 EC, o AD. El templo fue destruido alrededor del año 70 de la Era Común. Sin embargo, hay un par de libros muy importantes que reaccionan a esa destrucción y que también discutiré. 

Así, nuestra primera parte de esta serie va a comenzar con un simple examen de la historia de Adán y Eva en la Biblia, mirando el significado llano del texto, diciendo lo que esto realmente nos dice. Luego pasaré al siguiente podcast que será la historia de Caín y Abel, después de hacer una revisión de esas historias en términos del texto llano de la Biblia, manteniendo la interpretación posterior al mínimo, entonces voy a empezar a mirar cómo estos textos se interpretan en términos de hablar sobre el pecado durante el período del Segundo Templo y los Rollos del Mar Muerto, y algunas obras posteriores, incluso algunas obras anteriores, y luego cada vez podemos volver al texto bíblico que comenzó todo. 

Así que, después de hablar de Adán y Eva y de cómo esa historia se convierte en un texto aprobado sobre el pecado y el mal, vamos a hablar de textos que en realidad se consideraban mucho más importantes en el período del Segundo Templo, si puedes creerlo, que son las historias de los Vigilantes, es decir, Génesis 6, así que vamos a hablar de esa historia en detalle, y eso va a explicar algunas de las explicaciones demoníacas del pecado, donde el pecado viene como de alguna manera causado por demonios o entidades demoníacas. Y vamos a ver la historia de Noé, que es la fuente de las ideas sobre el mal, la inclinación al mal, aunque lo que la inclinación al mal se convierte en el momento en que llegamos a la literatura rabínica es diferente de la forma en que la inclinación al mal se retrata en la Biblia, y también, hasta cierto punto, de la forma en que se retrata en la literatura del Segundo Templo, en los Rollos del Mar Muerto y otras obras. Pero de eso hablaremos con más detalle. 

Además de estos podcasts centrales que estoy grabando, como podcasts, también voy a incluir grabaciones de conferencias que hago en el camino, que no necesariamente van a ser sobre el Pecado y el Mal, por lo general se concentrarán en los Rollos del Mar Muerto o en obras escritas durante ese período, así que, por ejemplo, tengo un par de conferencias por venir sobre los libros de los Macabeos. Eso se incluirá en este podcast por si quieres escucharlo. Pero estoy muy contenta de que me acompañes. Si tienes alguna pregunta sobre este podcast, no dudes en publicarla en mi blog: UnderstandingSin.com. Y ahí es también donde puedes encontrar cualquier hoja de fuentes que pueda usar en mi podcast. Así que, voy a dirigirte a ellas cuando sea necesario, aunque en la mayoría de los casos no necesitarás una hoja de fuentes para seguir el podcast. La hoja de referencia será realmente para tu información. 

Empecemos nuestro primer episodio con la historia de Adán y Eva. A este episodio lo llamo “El origen del pecado que no fue”. Y eso es porque la historia de Adán y Eva es tan frecuentemente pensada para encapsular la razón por la que la gente peca. Todo el mundo piensa que esta es la explicación bíblica de por qué la gente peca. 

Ahora bien, si volvemos a leer la historia bíblica con lo que llamamos el sentido llano del texto, o en hebreo el peshat. Voy a intentar leer la historia sin las muchas capas de interpretación que se le han añadido a lo largo de los años. Ahora bien, admito que de vez en cuando mencionaré alguna interpretación, porque algunas de las primeras interpretaciones son demasiado buenas y pueden darnos una idea de cómo se interpretó la historia posteriormente. Pero mientras aprendemos la historia desde el principio, me gustaría que tuvieran en cuenta ¿Qué es lo que realmente explica la historia, de qué trata realmente la historia? Así que tratemos de distanciarnos de lo que pensamos que trata la historia y leamos realmente el texto claro.

Ahora voy a empezar la historia, en realidad antes del pecado, porque es importante para la propia historia. Estos relatos bíblicos se basan frecuentemente en el paralelismo. No podemos sacarlos completamente del contexto. Porque para entender lo que nos quieren enseñar, tenemos que ver cuáles son los paralelismos. 

Empecemos leyendo el capítulo 2, justo antes de la creación de la mujer, la creación de Eva. La pregunta es, por supuesto, ¿cuál es el impulso para la creación de Eva? Dice, y estoy leyendo del capítulo 2, versículo 15.

El Señor Dios tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén, para que lo cultivara y lo cuidara. Y el SEÑOR Dios le ordenó al hombre, diciendo: “De todos los árboles del jardín puedes comer; pero en cuanto al árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, no debes comer de él; porque en cuanto comas de él, morirás”.

Ok, puede comer todos los frutos, simplemente no puede comer el fruto de este árbol, el del Conocimiento del Bien y del Mal, ¿ok?

El Señor Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayudante adecuada”. Y el SEÑOR Dios formó de la tierra todas las bestias salvajes y todas las aves del cielo, y las trajo al hombre para ver cómo las llamaría; y lo que el hombre llamara a cada criatura viviente, ese sería su nombre.

Ahora, sólo un segundo… ¿qué fue lo último que escuchamos? Lo último que escuchamos fue que Dios iba a encontrar una ayuda para el hombre. Y ahora Dios ha hecho todos los animales y todas las aves. Y dice que veamos cómo los llama el hombre.  Entonces, ¿qué es exactamente lo que sucede aquí? Tenemos que recordar lo que es el conocimiento. Lo que es el conocimiento en el mundo antiguo, un factor básico, un aspecto básico del conocimiento en el mundo antiguo era conocer los nombres de las cosas. Hay listas y listas y listas de nombres en los textos antiguos en acadio. Por ejemplo, aquí hay una lista de todos los nombres de aves, aquí hay una lista de todos los diferentes tipos de objetos de madera. Existe la idea de que el conocimiento, el nombrar algo, significa conocerlo. Así pues, presentemos al hombre a estos animales, hagamos que los conozca y encontremos un ayudante adecuado para él. Y ya sabemos cómo va a terminar la historia. Pero la historia está creando esta especie de “mmm… veamos qué hace el hombre” y la respuesta es que sí los conoce.

“Y el hombre dio nombre a todo el ganado y a las aves del cielo y a todas las bestias salvajes; pero para Adán no se encontró una ayuda adecuada”.

Así que nombra a todos los animales y, sin embargo, ninguno de ellos es exactamente su pareja. Así que sabe lo que son, pero no son para él. 

“Entonces, el SEÑOR Dios echó un sueño profundo sobre el hombre; y, mientras dormía, tomó una de sus costillas y cerró la carne en ese lugar. Y el SEÑOR Dios dio forma de mujer de la costilla que había tomado del hombre, y la trajo al hombre. Entonces el hombre dijo”, esto es un poema en realidad, lo diré en hebreo primero y luego les daré la traducción: “zot hapa’am etsem me’atsamay uvasar mibesari lezot yikare ishah ki me’ish lukacha-zot”. “Esta por fin es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Esta será llamada Mujer (Isha), porque del hombre (Ish) fue tomada”.

Así que, como con todos los animales, Adán la nombra ahora Mujer, la nombra como su especie y dice por qué es Mujer, porque está emparentada conmigo, Ish. Estamos emparentados, somos de la misma especie, es la primera vez que conozco a alguien así. Es un reconocimiento de que es Mujer, pero somos lo mismo, somos iguales, somos de la misma materia. 

Al-ken ya’azov-ish et-aviv ve’et imo vedavak be’ishto vehayu levasar echad. 

 “Por lo tanto, el hombre deja a su padre y a su madre y se aferra a su mujer, para que se conviertan en una sola carne”. ¿Y qué es ese “por eso”? “Por lo tanto” es porque ella fue sacada de él. Por lo tanto, él la echa de menos. Y entonces es natural que el deje a su familia y todo lo que conoce, para poder recuperar la pieza que le falta. Esa es una explicación natural, esta es una explicación de por qué los hombres y las mujeres deben estar juntos. Pero vamos a volver a esto más adelante en esta historia, hay una razón por la que leí esto primero. 

Y luego, ¿cuál es el siguiente versículo? ¿Cómo termina el capítulo? Este es en realidad el comienzo de la siguiente historia. 

Vayihyu shneyhem arumim ha’adam ve’ishto velo yitboshashu.

 “Los dos estaban desnudos, y sin embargo no se avergonzaron”.

Así que están desnudos, pero no tienen la sensación de necesitar ser vestidos. Son esencialmente como todos los demás animales. Ninguno de los animales necesita ropa. Tampoco sienten que necesitan ropa. Y entonces llegamos al instigador de la historia.

Vehanachash hayah arum mikol chayat hasadeh asher… Lo leeré en inglés: “La serpiente era la más astuta de todas las bestias salvajes que el SEÑOR Dios había hecho. Le dijo a la mujer: “¿Realmente dijo Dios: No comerás de ningún árbol del jardín”. La mujer respondió a la serpiente: “Podemos comer del fruto de los otros árboles del jardín. Sólo sobre el fruto del árbol del centro del jardín dijo Dios: ‘No comerás de él ni lo tocarás, para que no mueras’“.  Por supuesto, Dios no dijo que no se puede tocar y nuestros comentaristas rabínicos hacen mucho de esa información, pero aquí no se hace mucho con eso. 

“Y la serpiente dijo a la mujer: “No vas a morir, pero Dios sabe que en cuanto comas de ella, tus ojos se abrirán y serás como seres divinos que conocen el bien y el mal”.

Así que en realidad hay mucho que desgranar en este versículo. En primer lugar, me gustaría decir que… y aquí voy a dar un poco de interpretación temprana interesante, lo que la serpiente realmente dice a la mujer es que seguramente no morirás. Y la forma de decir seguramente es como en hebreo es esta duplicación del lenguaje: es “ser no moribundo no morirás”, lo mot temutun.

Ahora, no todo el mundo se da cuenta de esto, pero por supuesto el hebreo en la Biblia no tiene ninguna vocalización, no hay vocales en la Biblia. Todo el mundo sabía simplemente cómo se leía y cómo se pronunciaba. Esto continuó como una tradición oral hasta que llegamos a las personas que llamamos los Masoretas.  Los Masoretas fueron rabinos que crearon, que definieron lo que será la Masorah, la Biblia Masorética, la Biblia según la tradición. Esta es la Biblia correcta, esta es la Biblia que es correcta según la tradición judía y así es como se pronuncia. De hecho, crearon un método para escribir las vocales y también crearon lo que llamamos los trop, las marcas de cantilación. Cómo se canta la Biblia y cómo se puntúa. Eso no está escrito en un rollo de la Torá, pero cuando se aprende a leer la Biblia se aprende con las marcas de vocalización y cuando se aprende a cantar la Biblia en la sinagoga, se aprende con las marcas de cantilación, el trop. Y estos provienen de los masoretas, rabinos que vivieron en los siglos VI al X de la era común, vivieron en la tierra de Israel, vivieron principalmente en Jerusalén y Tiberíades, hubo algunos en Babilonia, que es el actual Irak, pero en su mayor parte seguimos realmente las tradiciones tiberianas, tradiciones que provienen de Tiberíades y esa zona. 

¿Por qué he dicho toda esta historia? Porque el sistema de puntuación que utilizaban los masoretas era muy interesante. Cada palabra tiene un signo de puntuación que la conecta con la siguiente, como lo haría un guión, o que la separa como lo haría una coma. Y lo interesante es que cuando la serpiente dice “no, no morirás” la forma de puntuar es “lo mot, temutun”. “Ser no moribundo, morirás”. Así pues, los masoretas hacen que la serpiente, en una forma típica de lengua bífida, insinúe a Eva lo que va a suceder. Tú (Eva), ahora eres un ser no moribundo, pero morirás por lo que te estoy engañando. Por supuesto, el significado llano del texto es lo mot temutun, “seguramente no morirás” o “morir no morirás”. Esto es un pequeño extra que quería darlea en la primera parte de la declaración de la serpiente. 

Y la segunda parte es… ¿qué significa que vas a ser como los seres divinos que conocen el bien y el mal o que conocen el bien y la maldad? Y esta es toda la cuestión de qué significa tov va-ra, el bien y el mal, qué significa el conocimiento del bien y del mal en toda esta historia. Y esa es la clave para tratar de entender. ¿Qué es lo que sucede? No pueden comer del árbol del Conocimiento del Bien y del Mal. Y luego comen del árbol del Conocimiento del Bien y del Mal y entonces van a conocer el bien y el mal. Así que hay una explicación dada por Umberto Cassuto, o Moshe David Cassuto, dependiendo de cómo quieras llamarlo, fue un rabino italiano que más tarde se convirtió en un erudito ugarítico y un estudioso de la Biblia, que vivió desde 1883 hasta 1951. Recomiendo encarecidamente su comentario sobre el principio del Génesis, De Adán a Noé, que se puede conseguir en inglés, y lo que hace es decir que veamos qué significa conocer el bien y el mal. 

Bueno, veamos esta frase en general en la Biblia, ¿qué significa conocer el bien y el mal? Veamos en Deuteronomio por ejemplo, Devarim, capítulo 1, versículo 39. Y dice: “Y vuestros hijos, que dijisteis que se perderían, se avergonzarían, esos hijos que no conocen hoy el bien ni el mal, vendrán allí” – son los que esencialmente vendrán a la tierra de Israel. Esto está hablando de cuando los espías van a Israel y regresan con un mal informe y ahora ninguno de los israelitas quiere ir a la tierra de Israel. Su castigo es que morirán en el desierto y sus hijos que hoy no conocen el bien y el mal, en otras palabras, hoy son muy jóvenes, son infantes ahora, no saben nada. Ellos son los que crecerán y entrarán en la Tierra de Israel.

Entonces, el significado del paralelo más cercano a “no conocer el bien y el mal” en la Biblia es simplemente no conocer nada. ¿Qué significa conocer el bien y el mal? Significa saber lo que está pasando. En este momento, Adán y Eva están en un estado en el que no son del todo animales, pero están cerca de los animales en términos de la forma en que están viendo el mundo. No se dan cuenta de que están desnudos; son niños pequeños. Y por alguna razón se supone que no pueden llegar a este nivel de conocimiento. Se supone que deben permanecer en este tipo de estado entre los animales y las personas, o tal vez un estado infantil, donde no conocen ese nivel de lo que se llama conocer el bien y el mal; saber lo que es bueno y lo que es malo. 

Ahora, por supuesto, me gusta esta explicación porque me da una respuesta. Puedo decir “Oh, ahora sé lo que significa conocer el bien y el mal, significa saber algo, estar en un estado más allá de la etapa infantil, entender las cosas”. Así que me gusta por esa razón. Pero, por supuesto, aún puedes decir “espera un segundo”. En este contexto, parece que hay una distinción. Entonces, llegamos a la distinción de… digamos la virtud y el vicio. Porque existe esta idea de moralidad. La verdad es que no lo sabemos y la historia no lo aclara. Entonces, me gusta mucho la explicación de Cassuto. Voy a dejarlo a tu criterio, para que estés de acuerdo o no conmigo. Pero continuemos. 

Y la afirmación de la serpiente es, de nuevo, que si comen la fruta van a ganar este nivel extra de conocimiento, van a ser como seres divinos. Y es por eso que Dios no quiere que lo hagan. Entonces, pasando al versículo 6, “cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer y un deleite para los ojos, y que el árbol era deseable como fuente de sabiduría, tomó de su fruto y comió”. Disculpen, estaba leyendo una traducción. No está muy claro que significa que el árbol era deseable como fuente de sabiduría. Una traducción más cercana al sentido llano del texto sería: y el árbol era agradable de contemplar. Ve’nechmad ha-etz le’haskil. “El árbol era agradable de contemplar”. “Y ella tomó de su fruto. Y comió, y se lo dio a su marido con ella y él comió. Entonces los ojos de ambos se abrieron. Y percibieron que estaban desnudos. Y cosieron hojas de higuera y se hicieron taparrabos”. 

Entonces, ¿cuál es la primera respuesta al comer la fruta? ¿Qué han hecho de inmediato? De inmediato hay una distinción que dice: “Bien, tenemos partes que debemos cubrir. Y es importante que se trata de taparrabos, hacen específicamente taparrabos que están hechos simplemente para cubrir sus partes privadas. No tienen frío, no se angustian por el clima. Todo lo que quieren… ahora se dan cuenta de que tienen partes privadas y que esas partes privadas deben estar cubiertas.

Así que, de nuevo, podemos decir que esto es un paso más allá de ser un niño o un animal. Ahora son, al menos, seres humanos algo adultos que reconocen lo que significa la desnudez. 

“Oyeron el sonido del SEÑOR Dios moviéndose en el jardín a la hora de la brisa. Y el hombre y su mujer se escondieron del SEÑOR Dios entre los árboles del jardín. El SEÑOR Dios llamó al hombre y le dijo: ¿Dónde estás? Él respondió: “Oí tu ruido en el jardín y tuve miedo porque estaba desnudo, así que me escondí”.

Bien, aquí tenemos una pregunta que todo el mundo se hace: ¿qué quiere decir Dios cuando dice “dónde estás”? Y podemos ver la respuesta del hombre, de Adán. Dios dice: “¿dónde estás?” y no dice “bueno, estoy aquí detrás de los arbustos”. Dice: “Oí tu ruido en el jardín y tuve miedo porque estaba desnudo, así que me escondí”. 

En otras palabras, el “¿dónde estás?” es “¿por qué no estás aquí fuera conmigo?”. En otras palabras, si yo tuviera que recoger a mi hermano, digamos, en su casa. Y estoy allí y estoy esperando, y lo llamo y le digo: “¿Dónde estás?” Su respuesta no va a ser “en mi casa”. Porque entonces sabe que me voy a enfadar mucho, mucho. Su respuesta va a ser: “Oh, saldré en cinco minutos, me he entretenido en algo”. Cuando le pregunto “¿dónde estás?”, me dice “¿por qué no estás aquí?”. Y que Dios diga “¿dónde estás?” significa “¿por qué te escondes?” “¿Por qué no estás aquí?” Y la respuesta de Adán es que me estaba escondiendo porque… Voy a leerlo ahora en hebreo.

Vayomer et-kolecha shamati bagan va’ira ki eyrom anochi va’echave.

“Oí tu sonido en el jardín y me asusté porque estoy desnudo. Y por eso, me escondí.” Entonces pregunta (a saber, Dios) “¿quién te dijo que estabas desnudo? ¿Comiste del árbol del que te había prohibido comer? Entonces el hombre dijo que la mujer que pusiste a mi lado, me dio del árbol y comí”.

Así que, esto es típico, él está actuando como un humano ahora. Y entonces, él dice, bueno, tú me diste esa mujer. Y ella me dio el fruto y lo comí. 

Y el Señor Dios le dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? La mujer respondió: La serpiente me engañó y comí. Entonces el Señor Dios dijo a la serpiente 

…la serpiente no tiene mucho que decir en su favor. Así que Dios le dice: Por haber hecho esto, serás más maldita que todo el ganado y todas las bestias salvajes. Te arrastrarás sobre tu vientre y comerás tierra todos los días de tu vida. 

Por supuesto, hay una interpretación judía clásica, que pregunta ¿por qué es una maldición? Va a comer tierra, siempre hay tierra, nunca tendrá hambre. Y la respuesta es, por supuesto, que nunca tendrá que mirar hacia arriba. Y eso es terrible. Que nunca tenga que mirar hacia arriba para su sustento – mirar hacia arriba es lo que significa ser una criatura hecha por Dios, idealmente. 

Pondré enemistad entre tú y la mujer y entre tu descendencia y la suya. Ella te golpeará en la cabeza y tú la golpearás en el talón. 

Aquí hay un mensaje importante. ¿Cuál es el castigo de la serpiente? El castigo de la serpiente es que va a estar tan alejada de la gente, que se va a arrastrar y va a ser el enemigo de la mujer. ¿Por qué el enemigo de la mujer? Porque el hecho de hablarle a ella fue lo que inició todo esto. En otras palabras, esta especie de alianza que hizo con ella es lo que comenzó todo este asunto. Entonces, un castigo apropiado es crear una enemistad completa entre la serpiente y la mujer. 

Y a la mujer le dijo: Haré muy severo tu paso en la maternidad. Con dolor tendrás hijos. Pero tu deseo será para tu marido y él se enseñoreará de ti. 

Hay mucho que desempacar aquí. ¿Cuál es el castigo de la mujer? El castigo de la mujer es el dolor en el parto. Lo que vamos a ver con ella y con Adán (el hombre) es que su castigo también está relacionado con su condición de ser humano. En general, los animales no sufren dolor severo, a no ser que algo vaya mal. La norma es que los animales no sufren dolor severo cuando dan a luz. Los veterinarios entre ustedes pueden corregirme, pero por lo que tengo entendido la razón por la que las mujeres humanas tienen tanto dolor en el parto es por dos razones. Una es que caminamos erguidos y la segunda es que tenemos la cabeza grande. Como caminamos erguidos, para mantener el equilibrio necesitamos una zona pélvica relativamente pequeña y luego hay que pasar una cabeza enorme por ella, y eso es lo que hace que el parto de las mujeres sea tan difícil. Eso no es algo de lo que un animal en cuatro patas, o a veces en cuatro patas, tenga que preocuparse. Y así, para los humanos, el dolor del parto es severo. 

Pero de nuevo, esto separa a las mujeres humanas de los animales. 

Y una de las partes más importantes de toda la serie de castigos que los autores reciben aquí es cuando Dios le dice a la mujer Tu deseo (o tu pasión o tu anhelo) será para tu marido y él se enseñoreará de ti. Voy a leer esto también en hebreo. 

Ve’el ishech teshukatech vehu yimshol bach.

Primero hay dos cosas que son importantes de saber aquí. Una es que el hecho de que ella desee a su marido significa que él va a gobernar sobre ella. Ese es el mecanismo que parece funcionar. Porque ella lo desea o lo anhela, el gobernará sobre ella.  Este es un versículo muy importante porque vamos a escuchar una repetición casi completa de él en un contexto muy diferente en la historia de Caín y Abel en nuestro próximo podcast. Y eso es muy, muy significativo. Y la otra cosa es… así que podrías decir cuál es el deseo que se supone que tiene, ¿cómo sabemos cuál es el significado de la palabra “teshuka”

Ahora, desafortunadamente sólo aparece en otro lugar de la Biblia (además de la historia de Caín), que es el Cantar de los Cantares. “Yo soy de mi amado y para mí es su “teshuka”, su anhelo. Y así, todo lo que podemos decir es que parece ser anhelo o deseo, y se usa así más tarde en el hebreo rabínico también. Y, por supuesto, vamos a tener la palabra “teshuka” en la historia de Caín y Abel, y lo discutiremos en detalle allí. 

Así que parte del castigo de Eva es que va a depender de su marido, va a anhelar a su marido y eso significa que va a gobernar sobre ella. El significado de eso es discutible. Si quieres escuchar la opinión de un comentarista medieval, Nahmánides, que era el Rambán, un comentarista medieval judío muy conocido, dijo: “Los esclavos no suelen querer serlo y la gente no quiere arriesgar su vida, no quiere ponerla en peligro, pero las mujeres quieren casarse y tener hijos”. Lo cual es una especie de comentario triste de cómo era la vida de una mujer en la Edad Media, pero confía en que Rambán lo diga como lo ve. 

Así que, siguiendo adelante. ¿Cuál es el castigo de Adán? A Adán le dijo: Porque hiciste lo que dijo tu mujer y comiste del árbol sobre el que te ordené: ‘no comerás de él’. Maldita será la tierra por tu culpa. Con esfuerzo comerás de ella todos los días de tu vida. Te brotarán espinas y cardos. Pero tu comida será la hierba del campo. Con el sudor de tu frente obtendrás pan para comer hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado. Porque, por supuesto, Adán fue hecho de tierra. Porque polvo eres y al polvo volverás. 

Aquí también vemos una diferencia con los animales. Cuando Adán es colocado en el jardín, parece que lo que debe comer es fruta. Puede comer de todos los árboles del jardín. Y va a comer fruta. ¿Por qué es importante? Porque todo está creciendo, él sólo lo recoge y lo come. No tiene que hacer nada. No está cultivando grano. Pero a partir de ahora eso es exactamente lo que va a tener que hacer. Va a tener que trabajar por su comida. A diferencia de cualquier otro animal. Va a tener que cultivar su propia comida. 

Y entonces llegamos a algo interesante, que nos remite al principio de la historia que acabamos de leer. Vayikra ha’adam shem ishto Chavah. El hombre llamó a su esposa Eva. Porque ella era la madre de todo lo viviente. Y el SEÑOR Dios hizo ropas de pieles para Adán y su esposa y los vistió. 

Ahora esto es interesante, estas son dos consecuencias inmediatas de toda esa historia. Estaban las maldiciones, esos eran los castigos. Y para Adán y Eva en particular esos castigos los hacen más humanos. Quiero decir que puede ser el peor lado del ser humano, el más doloroso, pero los separa aún más de los animales, ahora que conocen el bien y el mal. (¡Sea lo que sea lo que signifique!) 

Pero la otra consecuencia es que Adán ha dado un nombre a Eva. Ahora espera un segundo. Adán ya le puso nombre; ¿qué nombre le puso? La llamó Mujer. Dijo que el nombre de esta será mujer como nombró a todos los animales. Dijo que esto es un gato, esto es una vaca. Esto es una mujer. Yo soy un hombre, esto es una mujer. Ahora sé lo que es esto. Pero eso no es suficiente para la gente. La gente tiene nombres. Y ahora han llegado a ese reconocimiento. Ahora Adán la nombra Eva. La nombra Chavah. ¿Y por qué la nombra así? Porque ella es la madre de todo lo que vive. ¿Es ella la madre de todo lo que vive? Por supuesto que no es la madre de todo lo que vive. Pero va a ser la madre de todo ser humano vivo. Hay una distinción ahora, una gran distinción entre las personas y los animales. Las personas tienen nombres propios. Pero todo lo que vive, de repente, para Adán todo lo que vive es gente. 

¿Y cuál es la otra consecuencia? Bueno, Dios les hace ropa. Lo interesante es que Dios les hace ropa de cuero. Les hace ropa de cuero, de animales. Todavía no estamos en el punto – y vamos a hablar de esto dentro de un rato cuando lleguemos a Noé – no estamos en el punto en el que se permite a la gente matar animales, como si nada. Pero ya existe esta distinción, están usando pieles de animales. 

Luego tenemos el peculiar final de la historia. Y el SEÑOR DIOS dijo: ahora que el hombre ha llegado a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal, qué tal si extiende su mano y toma también del árbol de la vida y come y vive para siempre. Entonces, el SEÑOR Dios los expulsó del jardín del Edén para que labrara la tierra de la que había sido tomado. Expulsó al hombre y colocó al este del jardín del Edén a los querubines y a la espada ardiente que siempre giraba para guardar el camino hacia el Árbol de la Vida. 

Bien, entonces, ¿por qué Adán y Eva fueron expulsados del Jardín del Edén? ¿Por qué son expulsados? Son arrojados para que no coman del Árbol de la Vida. Esto es muy peculiar. Una de las cosas peculiares es que eso no estaba prohibido para ellos desde el principio. El único árbol del que no podían comer era el Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal. Podían comer del Árbol de la Vida, aunque tal vez no sabían de qué árbol se trataba. Entonces, lo interesante aquí es ¿por qué de repente van a saber, por qué de repente van a comer del Árbol de la Vida? Bueno, hay varias explicaciones posibles. Una es que ahora sabrán cuál es el Árbol de la Vida, porque ahora saben algo. Entonces, van a saber cuál es el Árbol de la Vida y entonces obtendrán la vida inmortal y no se supone que obtengan la vida inmortal. Porque se parecerían demasiado a un ser divino. Esa es una explicación. 

Otra explicación es que tal vez lo que no se les permite tener es la combinación. Tal vez no pueden tener el conocimiento del bien y del mal y también la vida inmortal. Porque si tienen ambas cosas se parecen demasiado a un ser divino. 

Pero sea lo que sea, son enviados fuera del jardín del Edén no como un castigo sino para que no coman del Árbol de la Vida, porque ya no pueden tener vida inmortal. Dios no lo permite. Ahora, por supuesto, hay una pregunta de qué significa “será como uno de nosotros”, pero luego tenemos la misma pregunta cuando Dios dice “hagamos al hombre”. ¿Es un nosotros real? ¿Está Dios hablando con seres divinos? ¿Está Dios hablando con ángeles? Lo que es una pregunta más preocupante aquí, por supuesto, es si la serpiente tenía razón. Porque la serpiente estaba diciendo oh no, Dios sólo tiene miedo de que ustedes sean demasiado divinos. No va a matarlos. Pero luego, por supuesto, en el análisis final, tal vez se les habría permitido comer del Árbol de la Vida si no hubieran comido del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal. Así que esa es una pregunta que nos queda. 

Volvamos a lo que nos dice realmente esta historia. ¿Nos dice esta historia realmente de dónde viene el pecado? Observa que no hay nada aquí sobre cómo en el futuro pecarán.  Ni siquiera hay una explicación de por qué no escuchan el mandamiento de Dios. Y es que tienes una serpiente, y la serpiente es un tentador. Ahora, de nuevo la serpiente es descrita como una serpiente. No es Satanás, no es un demonio. No es un ser divino, de hecho deja muy claro que no es un ser divino. Es un animal, no sabemos cuál es exactamente su objetivo. Pero Dios simplemente viene y lo castiga y le dice, oye, vas a deslizarte por el suelo a partir de ahora, y eso es lo que hace. Entonces, no es una figura demoníaca. Esto no es explicar el pecado. Esto no nos está diciendo de dónde viene el pecado. Ni siquiera dice qué es el pecado. 

De hecho, en el próximo podcast, cuando veamos la historia de Caín y Abel, vamos a obtener una explicación mucho mejor de lo que es el pecado. Una explicación que en realidad dijo el propio Dios. Donde Dios le explica a Caín, o incluso se puede decir que trata de explicarle a Caín, porque Caín no parece entenderlo, lo que es el pecado y lo que hace el pecado. Sin embargo, lo que es interesante en general es que, y por cierto, como he dicho, mi experiencia es en particular la literatura del Segundo Templo, la literatura escrita en los Rollos del Mar Muerto, la literatura escrita alrededor de ese tiempo cuando el Segundo Templo estaba en pie y cuando tenemos obras judías muy interesantes, y en general no se preocupan mucho por la historia de Caín y Abel. No miran la declaración sobre el pecado. No lo ven como su fuente de conocimiento sobre el origen del pecado. Otro punto interesante que me gustaría hacer antes de terminar es que la Biblia, y la mayoría de los libros bíblicos, sí, algunos de ellos, abordan el problema de las cosas malas que le suceden a la gente buena, como por supuesto en Job. Pero en general, por qué las cosas malas le suceden a la gente buena. Ese es un problema que los libros bíblicos, algunos de ellos se preguntan y abordan. 

Una pregunta que la mayoría de los libros de la Biblia hebrea no plantean es si -y esto es algo que realmente molestaba a la gente durante el período del Segundo Templo- es que si Dios me creó y Dios no quiere que peque, entonces por qué rayos quiero pecar. Cuando solía enseñar a los estudiantes universitarios, siempre decían “porque es divertido”. Y yo decía bueno, ¿por qué es divertido? Si Dios me hizo, ¿por qué debería encontrarlo divertido? ¿No debería encontrarlo repulsivo? Y este era un problema que realmente no molestaba a la gente en la época de Moisés, si hablamos de los profetas. No parece que realmente moleste a la gente durante ese período. 

Realmente comienza a molestar a la gente cuando estamos llegando a después de que la mayoría de los libros de la Biblia hebrea se escriben. Después de eso, en el período del Segundo Templo, digamos a partir del 300 a.C., es cuando los judíos comienzan a molestarse realmente por esta cuestión. ¿Por qué quiero pecar? Están luchando con este deseo y se preguntan por qué lo tienen. Es entonces cuando empiezan a hablar sobre el origen del pecado. Un poco sobre la historia de Adán y Eva, mucho menos de lo que se piensa, en realidad. Y mucho más sobre otras historias de las que vamos a hablar más adelante, sobre la inclinación al mal, sobre los Vigilantes, que está en el génesis 6 como he dicho. Y tratar de averiguar por qué quiero pecar, ¿es un demonio, es algo dentro de mí y cómo lo manejo?

Entonces, vamos a seguir hablando de esto, pero primero me gustaría leer la historia de Caín y Abel con ustedes. Y lo haré en nuestro próximo podcast. Así que por favor vuelvan entonces y espero sus comentarios. Pueden ponerlos en mi blog en UnderstandingSin.com. Gracias, y volveré a hablar con ustedes pronto. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.